Traducción audiovisual

Hoy en día, son muchas las campañas publicitarias y los lanzamientos de productos que necesitan llegar a un público internacional. Por ello, en Capita Translation and Interpreting garantizamos a nuestros clientes una oferta audiovisual versátil y de alto nivel que incluye servicios de locución y subtitulado.

Locución (Voice Over en inglés)

“Locución: proceso que consiste en sustituir una pista de narración (en la que, normalmente, no se ve al actor en pantalla) por un idioma extranjero en un soporte multimedia”.

Ofrecemos a nuestros clientes un servicio de locución de máxima calidad sobre el material original con el artista que prefieran. Este servicio produce material que puede utilizarse en:

Existen dos tipos básicos de grabación de locuciones:

 

Grabación no sincronizada: el narrador lee de un guión sin sincronización alguna

Sincronización con vídeo: el guión se traduce y se adapta escrupulosamente para ajustarlo a códigos de tiempo específicos. A continuación, se sincroniza la voz grabada con el vídeo. La traducción del guión es una parte esencial de este servicio.

Subtitulado

“Subtitulado: proceso que consiste en añadir una traducción escrita del diálogo o la narración, bien sobre la pantalla o encima de un escenario.”

Los subtítulos siguen siendo el método más económico de llegar al público internacional, y es también el favorito de las productoras a la hora de crear material de formación, contenido de aprendizaje en línea y otros tipos de contenidos en Internet. Los servicios de subtitulado se siguen utilizando con asiduidad en distintos programas de televisión de todo el mundo.

Disponemos de un equipo experto con conocimientos especializados en el proceso de subtitulado de contenidos. Ellos se encargan de garantizar que los subtítulos cumplen con las normas del sector y que respetan los márgenes de seguridad correspondientes y, además, eligen el estilo más adecuado según el contenido. Los subtítulos también se pueden quemar o copiar en los vídeos y codificarlos según los distintos formatos y la calidad de los archivos.

¿Y ahora qué?