4 pasos para crear un vídeo multilingüe

Conseguir que la voz en off sea todo un éxito puede ser complicado, especialmente cuando se trata de vídeos en varios idiomas. Capita Translation and Interpreting ha elaborado 4 pasos que le ayudarán a hacer mucho más fácil todo el proceso, ya que revela algunos elementos que es necesario tener en cuenta desde el comienzo del proceso de producción del vídeo.

1. Deje más espacio

A la hora de crear el vídeo en inglés, asegúrese de dejar suficiente tiempo/espacio entre las frases para que haya margen para incluir una voz en off de mayor duración en el vídeo.

Al traducir de un idioma a otro, es frecuente que el texto sea más largo, donde la versión nueva es más larga que la original. El efecto contrario consiste en la contracción del texto. Cuando el texto se expande, es necesario utilizar la transcreación (editar el texto para hacerlo más corto) para que pueda ajustarse a la duración original del vídeo. Esto puede resultar difícil ya que en esta situación resulta complicado mantener exactamente el mismo significado que en la versión original en inglés.

Al ser consciente de los problemas relacionados con la expansión y la contracción del texto antes de comenzar a crear un vídeo al que se le va a incluir voz en off en otros idiomas, usted estará en ventaja en materia de localización.

2. Tenga en cuenta los tiempos y el ritmo de la voz en off

Si tenemos en cuenta el punto anterior, la expansión del texto puede hacer que un vídeo deje de sonar natural al doblarlo. Asegúrese de que el ritmo de su voz en off original en inglés sea el adecuado para que el discurso traducido pueda ajustarse al vídeo de la manera más natural posible.

Pongamos como ejemplo un vídeo en inglés que se va a traducir a 10 idiomas populares. El vídeo en inglés contiene alrededor de 500 palabras habladas, sin embargo, el texto traducido varía de un máximo de 700 palabras a un mínimo de 300. El texto escrito puede contraerse hasta un mínimo de -55 % o expandirse hasta un máximo de +60 % dependiendo del idioma.

3. Cree una versión más larga del vídeo

Idiomas como el francés pueden expandirse hasta un 30 %, mientras que muchas lenguas asiáticas tienden a contraerse hasta un 60 % cuando se traducen del inglés. La longitud del texto también puede variar dependiendo de la terminología utilizada, el tema, la estructura oracional, la velocidad del idioma hablado y el estilo en el que se haya escrito el texto.

El ejemplo que se muestra a continuación muestra cómo la diferencia de temática puede afectar a la longitud del texto cuando se traduce del inglés al francés;

Texto general: +25 / +40 %

Literatura: +15 / +25 %

Texto técnico (física, matemáticas): 0 / +10 %

Economía/Jurídica: +5 / +15 %

4. Traduzca primero

Lo primero que hay que hacer (cuando el tiempo y los recursos lo permitan) es traducir el texto original en inglés en todos los idiomas de llegada antes de crear los vídeos. Un traductor puede incluir los tiempos en los textos traducidos para que usted pueda calcular de manera efectiva los tiempos de los vídeos en el resto de idiomas. Esto le ayudará a planear la duración del vídeo para cada idioma.

 

Si necesita cualquier tipo de ayuda a la hora de crear contenidos audiovisuales multilingües, , puede ponerse en contacto con nosotros a través de: enquiries@capita-ti.com



Compartir esta historia

Sign up to our newsletter

Sign up